La síntesis de LA REINA ESTRANGULADA, la segunda entrega de LOS REYES MALDITOS

Para continuar con las síntesis de esta saga de Los Reyes Malditos por el autor Maurice Druon, ahora para La Reina Estrangulada.

  • La segunda entrega de Maurice Druon para la saga de Los Reyes  Malditos, “La reina estrangulada”, en la cual  Druon  hace una retrospectiva hacia una visión en la cual se deja  ver un reino que en las manos de un rey falto de estructura se ve un gobierno desprovisto de mando entonces  aquellos individuos que tienen más peso después del rey comienzan a mostrar sus rasgos más viles, es el siglo XIV y que finalmente entre tantas intrigas culmina en un asesinato. A continuación te lo comento más a detalle.

Después que el rey Felipe el hermoso muriera dejando a su paso una maldición para su reino y una vergüenza expuesta para su hijo al descubrir que  la esposa de su hijo era infiel y a su lado Blanca de Borgoña también, estas mujeres terminaron encerradas en Chateau Gaillard en una condición deplorable y aun así seguían siendo despreciadas por el nuevo rey.

Luis X el Obstinado al ascender a su nuevo trono se hallaba totalmente desprovisto de todas las virtudes que un rey digno de hacerse llamar así requiere, por lo que al momento de la celebración de su nuevo cargo lo único en lo que pensaba era en la traición de su mujer, era lógico pensarse que en la primera asamblea de los magistrados para tratar los asuntos del reino, no supiera cómo actuar por lo que se vislumbraba un inicio de un reino  falto de fuerza  y energía menos aún de estrategias o una buena forma de gobernar.

Es ahí cuando se hacen aparecer los intereses de los demás magistrados que cada uno como era de esperarse tenía los suyos propios. Por otra parte al rey lo único que le interesaba era deshacerse del vínculo que tenía con su esposa infiel para poder dejarla y hacerse con una nueva y así, según él, todo  se armonizaría y las inseguridades que sentía desaparecerían, cuando al lado de él estuviera una reina y ya no lo llamarían mas Luis el cornudo.

El tío del rey, Carlos de Valois solo quería apoyar a su sobrino pero le molestaba que Enguerrado de Marigny (un magistrado que tenía en sus manos gran poder en el reino) robara en el  ejercicio de su deber, puesto que tenía sospechas de él y no lo toleraba, asimismo fue el tío de Luis el Obstinado quien brindó la opción para quien podría ser la futura reina de Francia, Clemencia de Hungría, heredera de Nápoles y pariente de Carlos.

Entonces al celebrarse el primer consejo del rey se enfrentaron Enguerrado de Marigny, encargado del tesoro del reino y el conde Carlos de Valois por los manejos que el conde Carlos consideraba fraudulentos, no obstante mandaron al conde de Bouville a la misión  de ir a ver a Clemencia de Hungría para hacerle la propuesta del matrimonio y  asimismo pasar a Avigñon a arreglar lo necesario para tener listo al cónclave por los medios que fueran necesarios ya fuese soborno o algún otro.

El primer consejo concluyó con la de declaración de la inmediata revisión de finanzas de Marigny, la encomienda de Bouville, así como la aprobación de  las leyes de guerra  que  estipulaban que cualquier noble que tuviere algo contra alguien podía emprender campaña de guerra contra éste y hacer  como bien le pareciese destruyendo así  grandes reformas que  Felipe el Hermoso había conseguido como avances en su reinado.

Enguerrado de Marigny no se daría por vencido tan fácilmente  así que inmediatamente después de sabidos estos cambios  y haciendo uso de las conexiones de las que gozaba así como de su posición puso todos los papeles en orden y envió cartas a Inglaterra para que lo recomendaran de buen prestigio y  buen comportamiento y a Avigñon  para dar orden a los obispos de que cerraran su comunicación con cualquier otro enviado que no fuera de parte de él.

Hugo de Bouville acudió a su encomienda llevándose al sobrino de Tolomei,  el banquero,  Guccio Baglioni, con quien halló agradable simpatía y se encaminaron. Nuevos aromas y colores hallaron en esta ciudad de Hungría y lo disfrutaron mucho no sin olvidar sus compromisos, de manera que cuando arribaron al palacio de la reina María, abuela de Clemencia, se hallaron rodeados de belleza, estuvieron días ahí esperando que un pintor terminara un cuadro muy bello acerca de Clemencia y cuando éste se halló listo no querían retirarse  pues hallaban muy placentera su estancia, sin embargo había que partir.

La reina María advirtió muy seriamente a Bouville que sólo le daría seis meses para que Luis el obstinado se deshiciera del vínculo con su otra  mujer y se casara con clemencia, por lo que cuando partieron de ahí, Guccio y Bouville, iban decididos a hallar a algún eclesiástico para definir al próximo papa. Pero grande fue su sorpresa cuando al  llegar a Avigñon se hallaron con que Marigny ya había jugado sus cartas y  no podían encontrar a ningún  religioso.

Los buscaron en varias ubicaciones y tal parecía que se escondían de ellos cuando finalmente  encontraron al cardenal Jacobo Dueze con quien Hugo de Bouville pudo comunicarse y hacerle saber los deseos del rey, los cuales se veían lejos de cumplirse puesto que si bien Dueze tenía el apoyo de algunos de los votantes para el cónclave, no tenía la aprobación de todos. La importancia del cónclave era crucial para el rey, pues al estar casado con Margarita de borgoña por la iglesia necesitaba la anulación de su  matrimonio por medio de la orden de un papa.  Pero al platicar Hugo y Jacobo  llegaron a la conclusión de que los otros cardenales estaban en las manos de Enguerrado de Marigny y que seguía teniendo gran poder sobre el reino pero eso no sería por mucho tiempo.

Las dos mujeres infieles en Chateau Gaillard ya no soportaban más el encierro, así que Margarita, obligada por Blanca, escribió la carta de la desesperación, una salida que Roberto de Artois le había ofrecido meses antes, era el invierno  entre 1314 y 1315 y ellas no toleraban más esa situación, pues con una alimentación precaria, frio, y sin nada que les brindara esperanzas, esta propuesta de Roberto ahora resonaba en sus cabezas.

Margarita debía aceptar en una carta que su hija no era de Luis y que nunca le había sido fiel, al ahora nuevo rey, por lo que su matrimonio había sido una farsa y era todo una mentira por lo que debía ser anulado. Sin embargo el azar no les fue favorable, por lo menos por ahora a estas dos mujeres ya que dicha carta, una vez escrita, llegó nada más y nada menos que a manos, no de Roberto de Artois, sino de  Marigny por lo que este se sintió más poderoso que nunca y tener el destino del rey en sus manos al quemar la carta.

 Ante la falla de métodos ordinarios, las mentiras, las intrigas y las amenazas se hacen patentes por lo que procedieron a amenazar al hermano de Enguerrado de  Marigny, el cual era un religioso  Juan de Marigny, y que tenía antiguos hechos que deseaba fueran olvidados, la propuesta fue entregar a su hermano por su propia salvación.

Guccio de Baglioni después de aquel viaje que hiciera con Hugo de Bouville se dirigió con su amada, una noble, a la cual halló, al igual que la mayor parte del reino,  en gran hambruna y desesperación pues los lombardos dentro del reino exigían cuotas  aún en especie y de manera exagerada, pero Guccio no se quedaría así, prometía en su corazón todo para su amada, así que acudió a un lombardo que bien conocía y se hizo amigo de él al mostrarle que le interesaba solo la estabilidad de su persona por lo que este otro se dejó ver con grandes provisiones en una bodega.

El lombardo hizo del conocimiento de Guccio que quien encargaba peticiones tan exageradas era nada más y nada menos que Enguerrado de Marigny, si bien las revisiones de los papeles y cuentas del tesoro no habían llegado a ningún resultado anómalo para Marigny, ahora guccio tenía en sus manos los fraudes de Marigny, de manera que hizo saber esto a Bouville y el lombardo declararía en contra de aquel, fue así como con todo esto lograron por fin encerrar a Marigny y  quitarle tanto poder que ejercía sobre el reino, Carlos de Valois tenía razón y era el fin de Marigny.

Y también era el fin de Margarita de Borgoña ya que una conversación de Juan de Marigny con el rey Luis les dejó en claro que ella les estorbaba demasiado y que si ella no viviera todo estaría solucionado, por lo que secretamente fue ordenado su asesinato.  Y quien la ejecutaría sería Roberto de Artois.

Estando en la cárcel  Enguerrado de Marigny y sus compinches así como muerta  Margarita de Borgoña era necesario que Guccio y hugo de Bouville volvieran a Nápoles. Es así como finaliza esta segunda entrega de Maurice Druon que entre intriga, delataciones y muerte es como se ve el inicio  de este reinado que  parece destinado al fracaso, próximamente más de la saga de Los Reyes Malditos.

 

 

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia